¿Por qué purificar el aire?

Gran parte de nuestra vida la nos pasamos en sitios interiores, se podría decir que hasta un 90% de nuestro tiempo. Es importante que sepamos que en ese tiempo estamos respirando un aire que está de entre dos y cinco veces más contaminado que el aire exterior.

Este aire contaminado en el interior es responsable de que suframos muchas molestias diarias, tales como:

  • Alergias respiratorias (ácaros, polen, pelo de mascotas, humo de tabaco, etc.).
  • Sequedad de los ojos, de la garganta, de la nariz…
  • Asma.
  • Rinitis alérgica.
  • Dolores de cabeza.
  • Fatiga.
  • Dificultad de concentración.
  • Erupciones cutáneas.

Es muy importante tener saneado el aire interior para recudir la propagación de virus y el absentismo laboral.

Los contaminantes más comunes en el aire de sus instalaciones profesionales

 

Las fuentes de contaminación interna

Los virus

Gripe, gastroenteritis o un simple resfriado acompañan la llegada de invierno. Por ese motivo, limitar la propagación de los virus en el seno de la empresa permite reducir la tasa de absentismo y mejorar la productividad en el trabajo.

Las bacterias

Cuando tosemos o estornudamos enviamos al aire microbios produciendo contagios a otros empleados. Un aire purificado evita que estos microbios se propaguen o se contaminen diferentes superficies en sus instalaciones.

Las partículas de polvos finos

Cada vez mas personas pueden sentir molestias por las partículas de polvo y partículas grandes que provienen de diferentes lugares, pelos de mascotas, ropas, zapatos, etc. afectando a las vías respiratorias y generando la molesta alergia al polvo. Es importante trabajar en espacio agradable con el aire purificado en sus instalaciones.

 

El polen

La concentración de polen depende en buena medida de los factores meteorológicos y ello hace que entre fácilmente por las ventanas y se deposite en cortinas y persianas incluso el empleado puede traerlo adherido a su ropa y sus zapatos. Con un aire purificado puede proteger a sus empleados alérgicos de esa afección en sus instalaciones.

Los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV)

Los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) son gases y vapores que contienen carbono. Se usan en múltiples sectores profesionales, especialmente en los procesos industriales que usan disolventes (pinturas, colas, barnices, tintas, tratamientos de superficie, desengrasado, limpieza en seco, caucho…), donde se usan numerosos materiales y productos de renovación de edificio, como el benceno (en las pinturas, los disolventes), el tolueno (en las pinturas, diluyentes, barnices, colas, productos de vitrificación) o el formaldehído (en las colas para maderas aglomeradas, tejidos, colas y adhesivos, pinturas y enlucidos).Los efectos de los COV son muy variables. Van desde una molestia olfativa hasta efectos cancerígenos, pasando por irritaciones diversas y una reducción de la capacidad respiratoria.

Fuentes de contaminación exterior

La contaminación exterior también esta presente en nuestras instalaciones:

La contaminación industrial

En función de la ubicación de sus instalaciones, puede estar afectado por la contaminación creada por sus vecinos. Al purificar el aire interior de sus instalaciones, también protegerá a sus empleados de la contaminación emitida por las empresas industriales que les rodean.

Las partículas de diésel

El motor diésel expulsa al aire partículas PM10. Estas partículas finas representan uno de los principales factores de riesgo para la salud con respecto a la contaminación del aire en el entorno urbano.

Estas partículas son conocidas por ser los responsables de ciertos cánceres de pulmón según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2012. También son el origen de otras patologías pulmonares, como el asma y la bronconeumopatía crónica obstructiva (BCPO). Las partículas cuanto más finas sean en suspensión en el aire, más agresivas son y entran con más profundidad en los bronquios, creando una inflamación. También existen riesgos cardiovasculares (angina de pecho, infarto, trastornos del ritmo cardíaco), que se explican por el paso de partículas muy finas a través de la pared de los bronquios a la circulación sanguínea. La sangre se espesa y tiene más riesgo de coagularse.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies