La pandemia no cesa en Navidad

Estamos ya inmersos en las fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes, en un año muy particular para las celebraciones. La pandemia del covid-19 parece no dar tregua ni tan siquiera en estas fechas tan señaladas. Las autoridades sanitarias toman medidas restrictivas conforme la pandemia avanza, pero luego, cuando las cifras de contagios, de ingresados y de fallecidos por la enfermedad disminuyen, todos nos relajamos y de nuevo comienza otra nueva escalada de infectados.

Verdaderamente es desconcertante comprobar que no somos capaces de atajar este virus y volver a una normalidad real y no la que tenemos en estos momentos. Pero por desgracia, no es solo lo que sucede a nivel nacional, autonómico o local donde se demuestra la incapacidad para acabar con esta dichosa pandemia. Como podemos comprobar en países de altísimo nivel de desarrollo como Alemania, Estados Unidos, Francia o el Reino Unido, tampoco se muestran eficaces a la hora de tratar esta pandemia del covid-19.

Medidas sanitarias cambiantes contra el covid 19

Las oscilaciones y los cambios en la manera de trabajar contra el covid-19 en lo que se refiere a normativas desconciertan a los ciudadanos en general y muy, en particular, al comercio y la hostelería. No parece que haya una estrategia duradera que implique medidas generales, claras y fáciles de cumplir para todos.

Reconociendo que no es fácil tomar medidas que mantengan el equilibrio entre la preservación de la salud y el normal funcionamiento de la economía, sí que sería deseable que las autoridades aconsejaran algunas medidas paliativas a tomar en los locales cerrados, como sucede con los de la hostelería y algunos pequeños negocios, donde conseguir una ventilación natural resulta muy complicado y a veces imposible con las temperaturas invernales.

Los aerosoles principales responsables de la pandemia

Como ya se ha demostrado científicamente, los aerosoles, es decir, las partículas que expulsamos cuando hablamos, tosemos, estornudamos, gritamos o cantamos, son los principales elementos propagadores de los virus como el covid-19. De ahí la importancia de eliminar estos aerosoles de una forma rápida y eficaz con purificadores de aire donde la ventilación natural no sea posible por el cerramiento del local o por las bajas temperaturas que no permiten mantener el espacio abierto.

Las autoridades sanitarias aconsejan esta ventilación artificial, tal como disponen ya en los aviones o en algunos medios de trasporte público avanzado, tipo tren alta velocidad. Ese consejo se extiende también al ámbito privado para locales abiertos al público, como bares restaurantes o cualquier tipo de comercio.

Es indispensable una purificación y renovación del aire de los locales cerrados.

Los purificadores de aire sanean el ambiente liberándolo de partículas nocivas para la salud como las que producen alergias o infecciones respiratorias causadas por bacterias o virus. Así que, sin dudarlo hay que apostar también por purificar el aire de tu local, bar, cafetería, restaurante o tienda del tipo que sea. Además de cumplir estrictamente con las normas sanitarias de lavado de manos, mascarilla y distancia, hay que ayudar de una manera decisiva a evitar contagios con la depuración del aire en espacios cerrados.

Instalar purificadores de aire en los locales cerrados

Hay que ponerse manos a la obra y contactar con una empresa de garantía y acreditada por las autoridades sanitarias para instalar en tu negocio el purificador de aire adecuado a las características de tu local.

Desde INFINITA NATURA te ofrecemos la solución profesional garantizada para que puedas ofrecer a tus clientes y empleados la mayor garantía de un aire limpio de partículas nocivas.

Los purificadores de INFINITA NATURA tienen un filtro HEPA con certificación médica EN 1822, que proporcionan medias anticontagio efectivas 100% para tu empresa, negocio, local de hostelería u oficina.